Palermo... ¡La leyenda continúa!

http://2.bp.blogspot.com/_Obsfun0tZDU/TCE4WYcxLLI/AAAAAAAAVlw/nFYnlrOA2As/s1600/palermo.jpg

Palermo y otro capítulo de su increíble historia con el gol salvador en la angustiosa victoria sobre la hora ante Perú en las eliminatorias, se ganó un lugar entre los 23 ya que Maradona decidió llevarlo como premio y reconocimiento a su trayectoria. Y el "Titán" no defraudó.

El delantero Martín Palermo le agregó hoy otro capítulo emocionante a su vida futbolística de película al marcar el 2 a 0 definitivo para la Selección argentina en su debut mundialista.

Palermo se ganó un lugar primero entre los 30 preseleccionados y luego entre los 23 convocados de Diego Maradona a fuerza de coraje, goles y sacrificio, ya que el técnico albiceleste decidió llevarlo como premio y reconocimiento a su trayectoria. Y el "Titán" no defraudó.

Salvador en la angustiosa victoria sobre la hora ante Perú por 2 a 1 en las eliminatorias pasadas, Martín ya se había ganado al público argentino en aquel encuentro.

Como un dejá vu los hinchas albicelestes lo pedían para que ingresara en los últimos minutos frente a Grecia, porque confiaban ciegamente (o quizá ya habían visto esta película) en que iba a poder repetir como aquel lluvioso sábado en el Monumental.

Iban 34 minutos del complemento cuando el elenco nacional se imponía 1 a 0, pero no podía anotar el segundo, y encima Diego Milito andaba peleado con el arco.

Enseguida, Maradona mandó a la cancha a Palermo, que a los 34 minutos vio concretar su sueño mundialista al entrar por el atacante del Inter y despertar las ovaciones más grandes de parte del público nacional que estaba en el estadio Peter Mokaba.

Un par de intervenciones fallidas fueron la carta de presentación del delantero de Boca, que a pesar de todo volvió a pelear contra aquellos que no creían en su vigencia.

Y a los 43 minutos no falló su olfato goleador al aprovechar un rechazo del arquero Alexandros Tzorvas tras un disparo de Lionel Messi. Palermo, el gran "Titán", capturó el rebote y de derecha, como venía, colocó el balón contra el palo izquierdo del guardameta.

El festejo enloquecido de Martín se extendió hasta el banco de suplentes para fundirse en un abrazo con Maradona y con todo el banco de suplentes.

Hubo copias de esta celebración en todo el país, como evocando al gran atacante, como un homenaje para el ídolo "xeneize", ese que se ilusionaba con sólo formar parte de los 23 mundialistas en Sudáfrica y que este ingreso lo tomó como una bendición. Ni que hablar después del gol convertido.

La historia le reservó otra alegría a Palermo, otro capítulo filmado esta vez en tierras sudafricanas, una de las últimas escenas grandiosas de esta megaproducción que se filmó en varias partes del mundo como en Tokio, San Pablo, México, Núñez, Avellaneda y mayormente en La Boca.

"Este es un grupo bárbaro. Acá no hay titulares ni suplentes, es un grupo bárbaro y vamos paso a paso. Este es el camino. El equipo nunca se desesperó, trató de mantener el control del juego sin apurarnos y sin ponernos nerviosos", explicó el delantero de Boca en declaraciones formuladas a la prensa.

"Esto es único, es impagable. Estoy agradecido eternamente a Diego, al cuerpo técnico. Sabiendo las figuras que uno tiene adelante, esto es lo mejor que me pudo pasar", agregó el jugador de 36 años.

Palermo pagó con creces la apuesta de Maradona, porque según confesó el técnico, él fue quien lo bancó para que ingresara este martes contra la opinión contraria de sus dos colaboradores Héctor Enrique y Alejandro Mancuso.

"Le dije andá y definilo. Estábamos entre él y 'Pipita' (Gonzalo Higuaín). Deliberamos con los otros dos técnicos y ellos se inclinaban por Higuaín. Pero yo les dije 'traeme a Martín'. Me salió bien, le gané a los dos", sostuvo Maradona entre risas.

Pero el espigado atacante no sólo cumplió con la apuesta de Diego, sino que también le trajo suerte a aquellos apostadores que se ilusionaban con su gol, ya que la casas de apuestas pagaban entre 2,50 y 3 dólares por cada uno apostado en caso de que convirtiera una conquista.

El "Titán" no defraudó y este martes paseó su nombre por tierras sudafricanas como para que aquellos extranjeros que en su vocabulario sólo entran el Maradona, Messi o Tevez, aprendan una palabra nueva como sinónimo de gol: Palermo.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/mundial2010/notas_actual.aspx?idn=90278&f1=20100622